Ginecología & Estética

Consultorio Médico Integral

Plasma rico en plaquetas (PRP)

Plasma rico en plaquetas (PRP)

Plasma rico en plaquetas (PRP)

La última técnica de rejuvenecimiento cutáneo se encuentra en el interior de nuestro organismo,  más específicamente en las plaquetas sanguíneas. Las plaquetas poseen en su interior gránulos que contienen factores de crecimiento, mediadores biológicos naturales que intervienen en los procesos de reparación y regeneración de los tejidos, aumentando la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico endógenos. Este tratamiento brinda la posibilidad retrasar el proceso de envejecimiento de la piel. 

 Es una práctica ambulatoria que consiste en extraer una pequeña cantidad de sangre y centrifugarla obteniéndose la separación del plasma rico en factores de crecimiento del resto de los componentes de la sangre. El plasma obtenido se vuelve a aplicar al paciente por medio de pequeñas inyecciones subcutáneas en la zona a tratar, lo que se traduce en una piel joven, tersa, luminosa y de mejor calidad. 

 Se ha comprobado que la aplicación tópica, o la inyección intradérmica de factores de crecimiento produce fuertes cambios sobre la piel envejecida: restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica, mejora la afluencia vascular, incrementando la tersura y apariencia de la piel. Este tratamiento se recomienda a partir de los treinta años, edad en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos de envejecimientos son visibles. También se recomienda en casos de estrés, abuso de la exposición solar o cuando la piel está expuesta al humo del cigarrillo. 

 Beneficios PRP

 La mejoría es apreciable a los 20 ó 30 días, manteniéndose estable muchos meses. El protocolo de Plasma Rico en Plaquetas es específico para cada paciente en función del grado de envejecimiento y características de la piel de cada persona. Se pueden recomendar diferentes protocolos: desde una sesión de mantenimiento anual, hasta una sesión al mes de realizada la primera, y luego se puede repetir cada 3 o 6 meses aproximadamente según la necesidad de cada paciente y la recomendación del médico tratante.

Indicaciones del PRP: